Conociendo a la competencia: Microsoft Surface



Eran altas horas de la noche cuando Microsoft decidió salir al escenario para deleitarnos con una presentación digna de la manzana. Steve Ballmer, hizo un repaso por todos los logros de la compañía de Redmond, haciendo hincapié especialmente en sus mayores dianas: XBOX y Kinect. Acto seguido, tableta en mano, presentó al mundo Microsoft Surface, el dispositivo móvil que pretende ser la insignia de su sistema operativo para móviles y PCs.

¿Qué es Surface?


Imagen Promocional de Microsoft Surface

Bueno, Surface es básicamente la tableta de Microsoft, con un planteamiento que iremos detallando más adelante. Lo primero que tenemos que agradecer a Microsoft es haber dejado los eternos sufijos “Tab”, “Pad” y “Slate” en favor de un nombre que me inspira bastante frescura. Surface viene en dos sabores; sabor ARM de bajo consumo, con Windows 8 RT e Intel con Windows 8 Pro. Para conocer los detalles a fondo, consultad los artículos de nuestros compañeros de WinPhone Metro.

Ambas en general, vienen equipadísimas para enfrentarse a sus competidores, con 1920×1080 de resolución, salida HDMI, lector de microSD y hasta salida de mini DisplayPort como en el caso de la Pro.

El diseño, un punto muy importante a tener en cuenta, ha sido muy cuidado por Microsoft, con una carcasa de magnesio ligera y resistente que incluye una pata para conseguir que la tableta, automáticamente se mantenga apoyada sobre una mesa sin necesidad de accesorios externos. Hablando de accesorios externos, existe uno llamado “Touch Cover” que lleva el diseño del Smart Cover de Apple a un nuevo nivel, proporcionando a la Surface un teclado y un trackpad añadiendo únicamente 3mm de grosor. Una muestra de que han puesto toda la carne en el asador en el tema del diseño.



¿Qué opina un fandroid sobre Surface?


Sinceramente, me parece una apuesta sólida de Microsoft para batir a la competencia. Un hardware que parece perfectamente integrado con un software al que aún le faltan aspectos por pulir; pero que todavía le queda un tiempo hasta su salida al mercado. Lo cierto es que en este sentido Google debería ponerse las pilas, ya que aunque Microsoft no posee la excelencia técnica en hardware que posee Apple, sí que ha demostrado que puede producir un producto premium para su ecosistema.

Gráfico y tabla uso Android

En este sentido, a Mountain View ya no le vale el concepto de “software libre” que los fabricantes se dedican a modificar e incorporar a sus productos. Debe comenzar a trabajar codo con codo con ellos para potenciar su gama Nexus, y realizar productos competitivos y únicos, que saquen el máximo partido al hardware y se mantengan al día, ya que medio año después, los números de la división de las versiones de Android dan un poco de vergüenza, y más teniendo en cuenta que Microsoft tiene a los fabricantes en un puño mucho más apretado que Google, y las actualizaciones irán llegando con relativa puntualidad a Windows Phone. La lentitud de éstas puede ser el factor determinante que deje a Android fuera de juego en el mercado de los tablets.

Surface contra el mundo


Muchos harán sangre riéndose porque Microsoft llega tarde al mercado. Es inevitable admitir que van retrasados; pero desde luego a mí me da la impresión de que está jugando una partida de ajedrez que puede ganar a medio plazo.

El movimiento magistral está en el ecosistema que ha creado alrededor de Windows 8. Una única interfaz, con una curva de aprendizaje en la que prácticamente el 90% del conocimiento se va a reciclar a las otros dispositivos. Y estamos hablando de teléfonos, tabletas, PCs y consolas. Para mi gusto es el movimiento que Apple lleva queriendo hacer desde Mountain Lion y no se atreve a hacer: unificar iOS y MacOS bajo una interfaz moderna. Microsoft está al borde de hacerlo.

Sinceramente, Android ha dado un paso de gigante en lo que a usabilidad se refiere con Android Ice Cream Sandwich; pero los tablets se le resisten, Google TV no acaba de cuajar y podría verse superado si no juega bien sus cartas. Nuevamente se enfrenta al mismo problema que Apple. Actualmente ChromeOS y Android viven en sus respectivos mundos y se encuentran en desventaja si todos en Redmond se ponen a remar hacia el mismo sitio.

Imagen de Windows 8 para tablets

Pero lo interesante de todo esto es el doble golpe que ha dado al incorporar Windows 8 Pro a la versión mas potente del Surface. Hablamos del primer tablet con un sistema operativo completo de sobremesa integrado. Estoy hablando de las APIs de Windows, esas que hacen correr el 90% del software de sobremesa que hay en el mercado. Puedes instalar un Office, por ejemplo, que no será una versión reducida y ajustada para un paradigma de sistema operativo móvil. Podrás trabajar con él a la manera clásica con ratón y teclado (¡que vienen integrados en tu cover!) o mediante controles táctiles en modo Metro UI. Esto no es un ataque a Android ni a iOS. Es un ataque a los ultraportátiles en toda regla.

Imagínate llevarte tu portátil de trabajar en la mesa a la cama para ver una película. Ligeramente engorroso; pero Surface no tiene ese problema. Pliega la cover o deja abandonados el ratón y el teclado inalámbricos y estás en la cama. Quizá te canses de sostenerla; pero gracias a SmartGlass y a tu XBOX en cualquier momento puedes continuar tu entretenimiento en tu televisor y tu consola. Con XNA muchos de los juegos de la consola serán compatibles con tu Surface y viceversa. Añádele Kinect. Tremendísimo, ¿verdad?.

No es oro todo lo que reluce


Aunque podría parecer por mis palabras que Microsoft lo tiene todo ganado, se enfrenta a un momento muy delicado de su estrategia. Con este movimiento probablemente haya cabreado a algunos de los fabricantes que están trabajando con ellos y podrían volverse en su contra y favorecer a Android, ya que pueden hacer cosas más a su gusto con él.

El principal enemigo de Surface es él mismo. Microsoft no ha dado ni fechas de salida ni precio, por lo que no sería descabellado que apostasen por una fecha de lanzamiento estas navidades. Entonces se encontrarían entre la tercera y la cuarta generación de tablets Android por las que tanto va a apostar Google este año. Probablemente con esos ciclos de desarrollo endemoniados que tienen, estemos con Key Lime Pie, el mundo post-Jelly Bean y una segunda gama de tablets Nexus de 10”.

Nexus Tablet concept

Apple tampoco tiene fama de quedarse mirando mientras los demás siguen adelante, y aunque parecen haberse quedado algo estancados en este último año; la manzana nunca es de fiar, y seguro que el “nuevo nuevo iPad” podría traer alguna sorpresa en la misma línea que Microsoft. Algo que a éstos no les conviene.

El precio también será un factor determinante. No puedo evitar pensar que es un dispositivo bastante interesante a medio camino entre un tablet y un ultrabook; pero nadie va a pagar 700 – 800€ por la Surface teniendo iPads a 475€ o Asus Infinity con dock y batería de 20h por 575€.

Atacar en dos frentes a la vez no es sencillo y Microsoft tendrá que equilibrar aquí y allá la balanza. Pero desde luego nadie podrá decir que no ha mostrado que en la manga tiene un buen as. Habrá que esperar a la Google I/O para ver si el próximo Android estará a la altura de lo que se le espera.

0 Geeks:

Publicar un comentario

 
:: GeekMagazine :: © 2013 | Plantilla diseñada por Ciudad Blogger